COHERENCIA CARDÍACA

ASISTIDA CON EQUINOS

INTELIGENCIA INTUITIVA DEL CORAZÓN ES UN CAMINO A LA COHERENCIA PERSONAL, SOCIAL Y GLOBAL.

Vivir de manera íntegra, en coherencia, es cuando nuestras acciones son congruentes con nuestros valores, sentimientos y necesidades.

La Coherencia entre las partes hace emerger un todo que es más que la suma de ellas.

Cuando los principales sistemas del organismo están en un estado de coherencia, armonizados y sincronizados unos con otros, hablamos de Coherencia Psico-Fisiológica.

 

LA INTELIGENCIA INTUITIVA LIGADA AL ESTADO DE COHERENCIA PSICO-FISIOLÓGICA.

La inteligencia intuitiva es una nueva forma de entender la inteligencia basada en tomar conciencia de la información que tenemos y utilizarla de la forma adecuada para alcanzar nuestros objetivos y metas personales. Es la capacidad de aprender habilidades complejas y resolver problemas de manera intuitiva.

Este estado de Coherencia Psico-Fisiológica es consecuencia de la Coherencia de la Inteligencia del Corazón.

La neurocardiologia ha descubierto que el corazón posee su propio sistema nervioso, llamado el “cerebro del corazón”. Tiene más de 40.000 neuronas y puede sentir, procesar información, tomar decisiones y memorizar. Además, crea y secreta varias hormonas y neurotransmisores que afectan una amplia variedad de funciones orgánicas. Una de estas hormonas es la oxitocina, típicamente descrita como la hormona del amor y los lazos afectivos.

El corazón irradia un campo electromagnético que puede extenderse varios metros alrededor del cuerpo. El latido del corazón puede ser detectado por el cerebro y el corazón de las personas que nos rodean. Este sistema de comunicación nos conecta energéticamente con los otros y nos ayuda a explicar por qué podemos sentir el estado emocional de otra persona antes de que su lenguaje corporal o su tono de voz nos indiquen o den pistas acerca de ello.

 

El corazón envía más información al cerebro de la que recibe. De acuerdo al “Heartmath Institute”, el corazón envía información al cerebro y al cuerpo sirviéndose de, al menos, 4 vías: comunicación neuronal (a través de vías ascendentes en el sistema nervioso autónomo); comunicación biofísica (ondas de presión a través del pulso); mensajería bioquímica (las hormonas secretadas en el corazón); y finalmente a través del campo electromagnético creado por el corazón.

La coherencia surge cuando dos o más sistemas rítmicos corporales se sincronizan y operan a la misma frecuencia. Esto puede incluir nuestros ritmos respiratorios, ritmos cardíacos y actividad rítmica entre cerebro y corazón. Altos grados de coherencia han sido asociados con un incremento en el equilibrio emocional, estabilidad, intuición, funcionamiento mental óptimo, mejor memoria, mayor focalización y un descenso en los niveles de presión arterial.

 

El ritmo cardíaco cuenta el número de veces que el corazón late por minuto, la Variabilidad del Ritmo Cardíaco (VRC) mide las variaciones, en tiempo, entre los pares de latidos. Emociones positivas como amor, compasión y apreciación están vinculadas a un patrón de VRC más coherente, mientras que las emociones negativas como estrés, ansiedad, ira y miedo están vinculadas a un patrón de VRC errático e incoherente.

Altos grados de coherencia nos permiten contactar de una forma mucho más profunda con la información intuitiva que emana del corazón.

COHERENCIA CARDÍACA ASISTIDA CON EQUINOS.

Los campos electromagnéticos del corazón se generan a partir de las señales eléctricas que este emite. Evidentemente, la magnitud del campo electromagnético del corazón va a depender también del tamaño del corazón y de la potencia de esas señales eléctricas.

Los caballos poseen un corazón cinco veces más grande que el nuestro. Lo que quiere decir que su campo electromagnético del corazón es cinco veces más potente que el nuestro.

 

Los campos electromagnéticos se afectan entre sí. La información que existe en nuestro campo electromagnético es irradiada al exterior y detectada por los demás. Cuando disponemos de un campo coherente percibimos mucha más información del exterior y somos menos afectados por ella.

Los campos electromagnéticos del corazón aumentan cuando son coherentes. El tamaño en los humanos puede variar de entre 1 a 3 metros. El campo electromagnético del caballo puede alcanzar los 10 metros en estado coherente.

 

Un caballo se encuentra en un estado coherente casi el 100% del tiempo cuando vive en libertad, o semilibertad, compartiendo el entorno con más caballos y con comida disponible durante la mayor parte del día.

Un caballo aislado de la manada, con emociones de miedo, frustración, dolor o privado de sus necesidades básicas como equino no se encontrará en un estado de coherencia cardíaca. El impacto de un campo electromagnético equino grande incoherente sobre otro campo humano más pequeño no va a resultar en coherencia.

 

Cuando entramos en contacto con caballos que se encuentran en un estado coherente inmediatamente nuestros campos electromagnéticos se transforman en campos más coherentes altamente beneficiosos para la armonía de la mente y la mejora del sistema inmunológico. Algunos de estos efectos son que se desbloquean emociones reprimidas y nuestra mente subconsciente surge a la consciencia pudiendo descubrir creencias limitantes que nos están bloqueando.

 

Los caballos perciben al instante la coherencia o incoherencia de los ritmos cardíacos de las personas y lo reflejan mediante su comportamiento. Actúan como un espejo.

Los equinos nos acompañan a conocernos, a tomar conciencia de nuestras emociones, comportamientos, estados de salud y creencias más ocultas. También nos enseñan el valor de la colaboración en equipos y familias.

 

Cuando nos encontramos en Coherencia Cardíaca todos los sistemas de nuestro cuerpo funcionan en armonía, todos forman un buen equipo que colabora y trabaja en una misma dirección.

La respuesta de nuestro cuerpo al estrés tiene una naturaleza protectora y adaptativa, pero cuando la situación se hace recurrente, entonces la respuesta de nuestro cuerpo produce un desequilibrio bioquímico que debilita nuestro sistema inmunológico. Necesitamos entender qué pasa en nuestro cuerpo cuando el estrés se vuelve crónico para ser capaces de reconocerlo y aprender a gestionarlo.

 

De nuestras emociones dependen nuestros ritmos del corazón. De nuestros ritmos del corazón dependen las señales eléctricas que llegan a nuestro cerebro y de estos mensajes depende el funcionamiento de nuestra mente y cuerpo.

Cuando sentimos emociones basadas en el Amor, nuestro campo electromagnético del corazón es coherente. En cambio cuando sentimos emociones basadas en el miedo es incoherente.

En un entorno natural, con la serenidad de equinos en semi-libertad experimentaremos la inteligencia del corazón mediante espacios de reflexión y dinámicas individuales y grupales de coaching psicosomático.

Daremos un PASEO, pie a tierra, poniendo atención a los latidos del corazón, meditaciones dinámicas y respiraciones conscientes efectivas para la coherencia cardíaca.

Vivenciaremos técnicas activas psicodramáticas para cambiar el estado de ánimo, para tomar mejores decisiones, ante eventos estresantes, que sean fáciles de incorporar en la vida personal y profesional.

Los equinos nos invitan a entrar en un estado de mayor coherencia cardíaca. Su presencia nos ayuda a alcanzar una mayor serenidad interna para estar en sintonía con una frecuencia más elevada de presencia y armonía, en coherencia entre la mente, el cuerpo y el corazón.

De forma natural y sencilla experimentaremos momentos de calma y serenidad además de aprendizajes significativos para procurar el autocuidado mediante la respiración consciente y relajación activa en la vida cotidiana.

La inteligencia del corazón facilitará:

Aprender a entrar en equilibrio.

Incorporar y aplicar técnicas sencillas, rápidas y efectivas para gestionar el estrés y la ansiedad, aumentando tu capacidad de recuperación personal.

Mejorar tu calidad del sueño, de escucha y de presencia.

Experimentar calma interior para tomar más y mejores decisiones.

Aumentar tu capacidad de empatía, compasión e intuición.

Coherencia y estado de sincronización entre tu corazón, tu cerebro y tu sistema nervioso para manifestar un efecto inmediato sobre tu salud mental, emocional y física.

Coherencia Cardíaca asistida con caballos nos brinda un PASEO por el desarrollo personal.

Posicionándonos con consistencia y confianza.

Abriéndonos con comunicación y claridad.

Sacudiéndonos con constancia y coraje.

Estirándonos con compromiso y consideración.

Organizándonos con cooperación y creatividad.

El campo electromagnético del corazón del equino, al interactuar con los humanos, escanea nuestro nivel de coherencia cardíaca y el caballo decide si estar junto a nosotros es seguro para él o no. De ser seguro compartirá su coherencia con nosotros y nuestros corazones se sincronizarán, brindándonos la oportunidad de vivir una experiencia única e irrepetible y aportándonos las claves para una mayor eficiencia física y psíquica.

paseo de alto impacto emocional

Entrar en coherencia cardiaca es mucho más fácil con animales que tienen una especial sensibilidad como los caballos. Estos animales, que son capaces de hacer de espejo para nuestra emociones y nuestro estado de ánimo, nos ayudan también a saber si entramos en coherencia o incoherencia cardiaca.

El mero hecho de interactuar con ellos ayuda a regular nuestro ritmo cardiaco y nos proporciona información sobre nosotros mismos. Se produce una retroalimentación entre caballo y humano que nos ayuda a mejorar nuestra respiración.

 

Al interactuar con ellos, empezarás a observar cómo hablan por ti a través de su comportamiento. Te brindarán información que no estabas pudiendo traer a tu consciente. Esto acelera el proceso y crea el contexto ideal para que puedas cambiar tu PESAR.

Interactuar con equinos de forma activa y colaborativa nos empodera y nos conecta con la naturaleza. El aprendizaje junto a caballos es de muy alto impacto y perdura como un PASEO en el tiempo.

 

POSICIONAMIENTO.

Te equilibrarás emocionalmente, afrontar el miedo y la ira con mayor tranquilidad y perspectiva. Afrontarás la tristeza desde la aceptación de la realidad y estando presente ante tus responsabilidades.

 

APERTURA.

Abrirás tu mente y enriquecerás tu corazón. Los caballos perciben tu nivel de coherencia y llegan a ti a través del sentir del corazón.

Cuando fluimos nos integramos en la vida, no hay obstáculos ni preocupaciones, disfrutamos y llevamos nuestras capacidades a límites inesperados. El caballo fluye con la vida en todo momento en un acto igual de importante que el respirar, y nos muestra la mejor manera de fluir en nuestra propia vida.

Aprenderás a sentirte optimista A mayor incertidumbre, mayor necesidad de optimismo. Es una manera de energizar la vida.

SACUDIDA

Aumentará la autoconfianza, el hablar de forma directa demostrando reconocimiento y respeto hacia los demás. Escucharás antes de hablar, pidiendo disculpas si te equivocas y manteniendo tus compromisos.

En la comunicación con los équidos tenemos que ser muy claros, de otra forma no entienden lo que les pedimos; sin respeto no podremos tener una auténtica comunicación, y sin escucharlos no tendremos la colaboración que buscamos.

ESTIRAMIENTO.

Mejorarás tus relaciones. Aprendes a comunicarte mejor y de forma más coherente, por lo que sintonizas más con los demás sin tantas interferencias (prejuicios, ansiedad, aburrimiento…).

Cada caballo tiene su manera de relacionarse, por lo que aprender distintas formas de acercamiento y desarrollar nuestras dotes de negociación.

Aprenderás a vivir en armonía. Perdonar no es olvidar sino construir una nueva relación paz que restituya la ofensa. Los caballos, como el resto de animales, aprenden y no se quedan atrapados en el rencor.

 Desarrollarás la amabilidad. La ternura es una mezcla de dulzura y amor, con lo que se consigue prácticamente todo. El caballo nos entregará su nobleza si somos tiernos y actuamos desde el corazón; lo que nos permite aprender a hacerlo con otros humanos.

 

ORIGINALIDAD

Descubrirás tus talentos sabiendo cuáles son tus valores, lo que te inspira, tus virtudes, fomentará el crecimiento creativo.

Los caballos libres viven en coherencia, y nos dicen muy claramente cuando nosotros no somos coherentes, así vamos aprendiendo a pasear hacia un mundo mejor.

Los caballos a diferencia de los humanos no juzgan, no mienten y por eso acompañan en el camino del autoconocimiento para tomar conciencia de tus emociones, comportamientos y creencias.

 

La inteligencia intuitiva del corazón, mediante la coherencia cardíaca, ayuda a reducir el estrés en el momento; sentir positividad y calma; focalizarse con mayor vitalidad para optimizar nuestra capacidad de acción y pensamiento; acceder a la creatividad, la intuición y elevar el nivel vibratorio en general para mejorar nuestras decisiones.

observa tu mente y corazón

Los pilares  para conseguir Coherencia Cardíaca son: Emoción positiva, atención o mirada al corazón y respiración consciente.

 

Practiquen esta simple técnica de coherencia para experimentar bienestar, más allá de la situación de vida que cada uno esté transitando.

El PASEO a realizar es el siguiente:

POSICIÓNATE en calma para conectar con el sentimiento del Corazón.

Debemos encontrar una emoción o un sentimiento renovador, que nos recargue de energía, evocando un sentimiento positivo como la gratitud, el aprecio, la alegría o cualquier otra situación de la vida asociada a la frecuencia del amor.

Se utiliza el poder de la mente para revitalizar en el momento presente vivencias o recuerdos que me conecten con ese sentimiento de alta vibración y armonía.

 

ÁBRETE cada vez más y más profundo, en calma, en cada respiración consciente desde el  Corazón.

Respiración conscientemente esa emoción positiva en el centro del pecho, en el Corazón y continúa ampliando la sensación en el pecho de ese sentimiento o emoción renovadora al mismo tiempo que se te centras en el ritmo respiratorio del corazón.

Realiza ciclos respiratorios de 6 segundos de inspiración y 6 segundos de espiración, sin pausas.

Pasados tres minutos se empieza a sentir el efecto de relajación y tras once minutos se logra regenerar un estado interno de coherencia que equilibra automáticamente todo nuestro cuerpo, mente y emociones.

 

SACÚDETE y suelta las tensiones acumuladas, la opresión, las críticas, los juicios, los bloqueos, las limitaciones, las frustraciones, la angustia, es estrés, el miedo, la rabia, la tristeza, la culpa, la duda, etc.

 

ESTÍRATE soltando el cuerpo libremente, con espontaneidad, y pon atención plena al movimiento que se genera con el motor de tu corazón.

Recuerda focalizar la respiración como si pudieras hacerlo desde el corazón, imaginando que la inhalación y exhalación salen y entran desde el área del pecho y corazón. Respirar un poco más suave y lento que lo que lo hacemos habitualmente. Aunque estés en movimiento puedes contar 6 segundos al inhalar y 6 segundos al exhalar.

Al cerebro no le es relevante si lo que estamos sintiendo proviene de un estímulo externo real o es evocando con la imaginación, no puede distinguir uno de otro, simplemente actúa enviando respuestas al organismo en función de esos pensamientos.

 

OBSERVA tu mente, tus emociones y tu cuerpo.

OPTIMIZA tu estructura de pensamiento el cual condiciona tu interpretación de tu percepción de tu realidad. Mantén la calma. ¡La energía sigue al pensamiento y las emociones son condicionadas por tu forma de pensar o interpretar tu cotidianeidad.

 

 

Otro posible PASEO para estimular las emociones positivas para una mayor coherencia corazón-cerebro es:

POSICIÓNATE pie a tierra y lleves la atención enfocada a tu corazón. También puedes colocar tus manos sobre él para una conexión física.

ABRE tu corazón con una la técnica de respiración relajante como podría ser inhalar profundo, llevando el aire a la parte baja de los pulmones, durante 4 segundos; retener el aire 6 segundos y exhalar, lo máximo posible, con un sonido leve durante 8 segundos. Vuelve a repetir este ciclo al menos 8 veces para reducir el ritmo cardíaco.

ESTÍRATE y permite el movimiento espontáneo del cuerpo mientras sientes amor sincero, alegría o gratitud. También puedes crear esto en tu imaginación, como pasar tiempo con un niño, una mascota, o en presencia espiritual.

Amplifica las emociones positivas que surgen como diversión, esperanza o inspiración. Incluso puedes añadir colores felices o relajantes. Permite que se forme una sonrisa mientras saboreas el momento.

SACÚDETE y envía estos sentimientos de armonía como si fueras una antena emisora de frecuencias desde tu corazón a tu cerebro. Con creatividad puedes imaginar o visualizar una luz curativa o estrellas fugaces o salvia fluye por tu cuerpo generando un cosquilleo en tus hemisferios cerebrales…

ORGANIZA la energía disponible y expándela a otras áreas de tu cuerpo, incluyendo células y órganos. Fíjate en cómo responden. Tus células ahora están vibrando con la energía de la alegría. Visualiza tu ADN danzando nuevos códigos de información…

observación y risa
Tomando la posición de testigos, observando nuestros pensamientos y emociones sin juzgarlos, y escogiendo las emociones que nos pueden hacer sentir bien. Debemos aprender a confiar en la intuición y reconocer que el verdadero origen de nuestras reacciones emocionales no está en lo que ocurre en el exterior, sino en nuestra sonrisa interior.

Como con cualquier nueva práctica, la repetición es clave para volverla familiar tanto para el cerebro como para el corazón. Céntrate en tu corazón a la hora de dar un abrazo, de mirar a los ojos o de superar una difícil situación.

La práctica de la coherencia cardíaca con la respiración y un estado emocional positivo, como puede ser el agradecimiento y la compasión, armonizará tu sistema inmunológico, tu inteligencia emocional y apreciativa, así como la inteligencia intuitiva del corazón.

PASEO “pie a tierra” por la naturaleza acompañados de los caballos es una jornada para disfrutar de pasear por la naturaleza renovándose al hacerlo en presencia de equinos.

La coherencia cardíaca asistida con equinos es para ti si te gustan los caballos aunque nunca hayas tenido la experiencia de estar con ellos o eres jinete y quieres desarrollar mayor conocimiento y empatía con la etología equina.

No dudes apuntarte en este PASEO si sientes bloqueos en algún área de tu vida y no sabes qué hacer para avanzar

Los caballos son animales hipersensibles capaces de captar todo lo que proyectamos a través de nuestro lenguaje no verbal. Son sociales y  buscan conectarse con otro ser que se muestre auténtico, sólido, que esté presente y que posea una frecuencia cardíaca coherente.

Cuanto mayor sea tu estado de autenticidad, seguridad, presencia, y coherencia cardíaca mayor será la colaboración del caballo a la hora de pasear juntos.

 

La coherencia psicofisiológica está asociado a una notable reducción en el diálogo mental interno, reducción de las percepciones del estrés, balance emocional y una mejorada claridad mental, discernimiento intuitivo y rendimiento cognoscitivo.

Es por ello que con esta propuesta estarás más cerca de tu mejor versión, pudiendo liberarte de aquellas emociones que están condicionando los patrones de conducta que no te funcionan, así generar nuevos pensamientos, emociones o acciones que te ayuden a enfocarte y a dar rienda suelta a toda tu creatividad.

Cuando una persona está en coherencia con el corazón, este irradia un campo de energía electromagnética más que puede beneficiar a las personas, los animales y el medio ambiente. Ello explica que cuando hay un grupo coherente, unido, que trabaja en cooperación, se traduce en un aumento de la excelencia, eficacia y potencial para alcanzar resultados más altos, sea en las familias, el trabajo, el deporte, las artes, etc. En esos casos, los participantes del grupo no sólo están en sinergia, sino que se comunican en un nivel energético invisible muy superior y más eficaz.