Dragon Dreaming

“Amor en Acción”
Dragon Dreaming ofrece herramientas para el desarrollo de proyectos y organizaciones a través de la creatividad, la colaboración y la sostenibilidad. Es una metodología basada en el crecimiento personal con  el empoderamiento del individuo, fortalecimiento a la comunidades a las que pertenecemos y procura el bienestar y la prosperidad de todo el ecosistema

John Croft sembró la metodología de “Dragon Dreaming” para cosechar la realización de proyectos escandalosamente exitosos.

“Dragon Dreaming” utiliza la ecología profunda, la teoría de los sistemas vivos y los conocimientos de los aborígenes australianos, para conseguir que los sueños de las personas se hagan realidad, construyendo proyectos y organizaciones sostenibles con una actitud abierta al entusiasmo del todos somos uno y uno para todos.

Jugar con los sueños y atreverse a danzar con los dragones es “Amor en Acción”.
Todos los proyectos de “Dragon Dreaming” contribuyen a fomentar el crecimiento personal, el fortalecimiento de un sentido de comunidad y la creación de una conciencia de protección de la Tierra, devolviendo más de lo que se toma.

Normalmente a todos nos gusta vivir dentro de nuestra zona de confort, aunque si conseguimos superar nuestros límites y abrirnos, dejando de ser alguien que siempre quiere tener la razón para convertirnos en una persona curiosa y abierta, entonces podemos aprender a valorar las situaciones difíciles como oportunidades para aprender.

De todo lo inesperado podemos aprender cosas que ni siquiera teníamos consciencia que no sabíamos. Esas experiencias las solemos llamar en “Dragon Dreaming” momentos ¡Ajá!. Los momentos ¡Ajá! se originan cuando conocemos algo nuevo o cuando podemos hacer una conexión nueva entre dos cosas conocidas. Experimentamos un momento ¡Ajá! al observar algo de nuestro mundo de una manera nueva. Así, adquirimos una nueva consciencia.

Aviva el entusiasmo hasta que lo logres y diviértete mientras realizas nuevos aprendizajes y vivencias creativas.

La Planificación:

Cuando la fase sueño está en diversificación y recopilación de tantas ideas como sea posible, la fase planificación está centrándose, destilando y filtrando todos los temas.
Definimos los objetivos y metas y establecemos los primeros pasos necesarios para organizar el plan de proyecto, las tareas, responsabilidades, plazos y presupuesto.

La técnica de planificar acciones empieza cuando el grupo lee de nuevo los sueños recogidos. Entonces, se preguntan a si mismos/as: ¿Qué seis etapas necesitan hacerse primero para hacer este sueño realidad? Todo el mundo toma seis post-its y escribe un tema en cada uno de ellos. Pueden tomarse unos 10 minutos para esto. A continuación, uno a uno, van pegando sus 6 notas en el papel mural. Todos los temas similares se colocan en columnas verticales y los que difieren en filas horizontales. Sin embargo, en todo momento sólo puede haber 6 columnas verticales. Esto significa que una persona puede reorganizar los post-it de su predecesor. Si lo hace, tiene que justificar porqué los ha movido.

En esta fase puede haber un debate y, al final, debe llegarse a un consenso. Esto puede consumir tiempo y energía, por lo tanto todo el mundo debe ser consciente de su responsabilidad y no tiene que ceder sólo para acabar una discusión o insistir indefinidamente en su punto de vista.

Al final, se trata de encontrar el equilibrio entre asumir responsabilidades y estar pendiente del peligro de “la parálisis del análisis”.
Una vez que todos los post-it están pegados en el mural, organizados y clasificados, se inicia la búsqueda de objetivos específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas y Definidos en el Tiempo.

Las 6 columnas perpendiculares se reparten entre el grupo. Entonces, para cada columna el responsable intenta formular un objetivo que represente todos los post-it de la columna. Este objetivo, una frase, no más, se escribe en un nuevo post-it y se pega en la parte superior de la columna correspondiente.
Tan pronto como todos los post-it están colocados, cada miembro del equipo toma 3 puntos adhesivos que se utilizarán para que cada uno pueda votar. El voto es el momento en el que los objetivos se hacen realidad. ¿Cuál es el objetivo que debe priorizarse en primer lugar para apoyar el resto? ¿Qué objetivo es el que me interesa más? La votación se realiza como sigue: cualquier objetivo dado puede recibir un máximo de 2 puntos de una persona. El resto hay que colocarlos en otra parte. También se pueden dar los 3 puntos a diferentes objetivos.

Es muy importante mantener el establecimiento de objetivos como si fuera un juego.
Tomar el suficiente tiempo para descubrir los objetivos juntos, pero no demasiado.
Recordar: ”¡Si no es divertido, no vale la pena hacerlo!”

Las líneas de canción son una parte muy importante de “Dragon Dreaming”. Forman una parte importante de la cultura Aborigen y pueden mostrarnos que el camino es más importante que el destino.
El proceso es más importante que el resultado.
Las líneas de canción se llaman así porque el pueblo Aborigen solían transmitir las indicaciones a través de canciones.
“Todo está conectado de maneras que nunca podríamos imaginar”. El mundo entero es una telaraña, una red de puntos y líneas interconectados. Así son nuestros proyectos.

La herramienta más importante de la fase de planificación en “Dragon Dreaming” es la “tela de araña” the Karrabirdt (“Kara” –nombre aborigen de araña, “birrdt”-red). A diferencia de la planificación convencional, que sólo habla de hitos y cosas que hacer con mucho énfasis en las líneas entre los puntos o nodos. Por ejemplo: Si hay muchas líneas que convergen en un punto, pero ninguna o muy pocas salen de él, esta tarea particular creará dificultades posteriormente (hay mucha energía yendo a ese punto, pero ninguna saliendo). Lo mismo sirve para aquellos puntos o tareas a los que llegan pocas líneas pero hay muchas saliendo.

El juego del “Karabirrdt” es dibujar el gráfico básico. El “Karabirrdt” está hecho de las 4 etapas: soñar, planificar, ejecutar, celebrar, y los varios puntos para cada fase. Esto te proporcionará la definición sobre a qué etapa pertenece cada tarea. En el medio de la parte superior del gráfico, escribes “Individual” y “Entorno”, y las tareas se escriben más a la derecha o la izquierda según a qué lado pertenecen más.

Todas las tareas se recogen en una sesión de creatividad o “brainstorming”. Con la intención de encontrar 20-25 tareas diferentes en la primera ronda y escribid cada una de ellas en un post-it. Una vez que las hayáis recogido, intentad descubrir a qué lugar del gráfico pertenecen: ¿A qué etapa pertenece esta tarea? ¿Esta tarea tiene que ver más con el entorno o con el individuo? Puede haber diferencias. Intentad llegar a un consenso sobre dónde colocarlas. Si tenéis dificultades en colocar ciertas tareas, probad esto desde la intuición.
Una vez acabado el gráfico debería tener todas las tareas uniformemente distribuidas, de manera que ninguno tenga grandes zonas vacías ni acumulaciones.

Todos son responsables del conjunto, hay que cuidarse unos a otros, aseguraros de mencionar las tareas importantes, pero desprenderse de tareas si hay argumentos para ello. Mantenerlo como un juego y practicar “Pinakarri” a lo largo del camino para escuchar activamente.

Tan pronto como las tareas hayan encontrado su camino en el “Karabirrdt”, quitad los post-it y dibujar círculos en su lugar. Escribir el nombre de la tarea junto al círculo. Tan pronto como esté hecho, todos los miembros del equipo se reúnen frente al gráfico y empiezan a conectar intuitivamente los círculos con líneas rectas, de acuerdo con los siguientes criterios:
¿Qué tareas están conectadas? ¿Qué tareas son independientes? ¿Qué tarea se beneficiará de finalizar otra previamente o es necesaria para el éxito de otra?
Una vez hecho, mirad el “Karabirrdt”: ¿Hay tantas líneas llegando como saliendo de cada círculo? O ¿Tal vez estáis perdiendo una tarea entre otras dos que puede ser necesaria para conectarlas? Esto pasa a menudo en las fases de sueño y “celebra-acción”.

La última pauta a realizar es identificar especialmente aquellas tareas que tienen muchas líneas llegando y saliendo de ellas. Estos son los puntos importantes de un proyecto. Señalarlas de una manera especial, por ejemplo dibujando una pequeña estrella a su lado… Si el Karabirrdt ahora os parece un poco confuso, no importa. Simplemente recuerda otra ley del “Dragon Dreaming”: La confusión es la puerta hacia la praxis. El Caos ayudará a manteneros en la cuestión y recorrer el camino hacia la respuesta.

Un “Karabirrdt” está vivo, siempre puede cambiar según la evolución del sueño en la realidad.
Aseguraros de colocar el “Karabirrdt” en algún lugar donde todos los miembros del equipo puedan verlo. Es la manera de que todo el mundo pueda estar bien informado del progreso del proyecto y de las tareas que hace falta hacer y quién es el responsable de ello.
Después de que las tareas hayan sido colocadas en el “Karabirrdt” y todas la líneas de la canción hayan sido dibujadas, es el momento de distribuir las tareas.

Cada tarea tiene un responsable principal: hay entusiastas y no pueden esperar para iniciarse en ella. Ayuda que esta persona ya tenga ciertas habilidades en esa área, pero no necesita ser un experto. Esta persona escribe su nombre al lado de la tarea con rotulador verde. También puede haber un principiante para la misma. Es alguien que no tiene conocimientos en esa área y está inseguro o incluso asustado mientras que quiere aprender cómo hacerla. Puede convertirse en el responsable de esta área en el próximo proyecto. Esta persona escribe su nombre con un rotulador rojo al lado de la tarea.

Una tarea también puede tener un mentor. Es alguien muy experimentado en esa área pero que podría aburrirse haciéndola porque ya la ha hecho muchas veces. Puede estar disponible para grandes consejos y ayudar a los demás cuando no sepan que hacer. Esta persona escribe su nombre en negro.
También puede haber varios responsables, principiantes y mentores para una sola tarea.

En cualquier caso es importante seguir un paso después de otro, “cantar” el presupuesto de forma intuitiva es simplemente una orientación, y una invitación a empezar manifestando vuestro sueño.

En la rueda de un proyecto se puede ir rápido pero es mejor ir lejos, por eso un viaje creativo se beneficiará muchísimo de gente que se atreva a bailar con sus propios miedos y a enfrentarse a los desafíos. El autoconocimiento es imprescindible para ser auténticos más allá de las máscaras sociales del teatro de la vida.

Existen varias formas de gestión de conflictos para mejorar las relaciones interpersonales ganar-ganar y afrontar iniciativas creativas.

El trabajo con “Dragon Dreaming” facilita varios rituales de comunicación que son de gran ayuda para la realización de sueños e ideas, integrando los dos hemisferios cerebrales armónicamente. Dos procesos relevantes son: la escucha profunda y la Comunicación carismática.

La técnica del “Pinakarri” consiste en relajarse para ser consciente de la respiración, sentir el peso de tu cuerpo y cómo la tierra lo sostiene, escuchar el latido de tu corazón y soltarla tensión mental, emocional y corporal para reconectarse con el silencio del ser consciente libre de prejuicios y egoísmos.

Cada participante tiene la posibilidad de pedir “Pinakarri” en cualquier momento. Se puede tocar una campana o un gong o cualquier otro tipo de señal que se haya acordado previamente, y a la señal todo el mundo parará lo que esté haciendo o diciendo y permanecerá en silencio durante unos 30 segundos aproximadamente.

Dependerá del individuo lo profundo que vaya en la relajación, pero es importante que todo el mundo esté en silencio por un momento.
El propósito de esta práctica es superar ciertos aspectos de la conducta humana. Por un lado “Pinakarri” ayuda a aquellas personas que se encuentran en conflicto para superar bloqueos internos.

Tendemos a ceñirnos más y más hacia un punto de vista cuanto más nos lo discute algún otro. Y esto a menudo no supone ninguna diferencia respecto a si la otra persona pueda tener razón. Tomando pequeños descansos de “Pinakarri” nos damos la oportunidad de que el asunto se enfríe y después poder tomar la discusión desde una perspectiva más neutral.

La comunicación carismática es relevante para tomar conciencia de ¿Qué es lo que quiero decir?, ¿Qué es importante para mí?, ¿Cómo mis palabras transmiten una sutil admiración o desprecio por otra persona, o dominación o represión y por qué? Respecto al otro: ¿Cómo interpreto las cosas que me dicen los demás?, ¿Cuál es el verdadero significado de sus palabras?

La Comunicación Carismática está basada en la confianza. Necesitamos confiar en el otro para poder compartir sentimientos, necesidades, peticiones y sueños. Sólo si nos abrimos verdaderamente podemos dar a las personas la oportunidad de vernos realmente como somos y poder entonces considerarnos.

 

 

Una pequeña guía para la Comunicación Carismática:
Respirar profundamente te ayudará a soltar el miedo y la tensión. Centra tu atención en el centro de tu estómago. Hazte consciente que dónde estás conectado con la Tierra y siente como tu columna te conecta con el cielo.

Visualiza la burbuja de energía que te rodea. Intenta ver su tamaño, forma y color. Ahora haz que la burbuja se expanda hasta el tamaño en el que abarque a la persona con la que estás hablando, el grupo, la casa, la ciudad, el país, la Tierra. Imagina que tu burbuja abraza todas las burbujas de los demás y las apoya amorosamente. Imagina el estado de presencia que quieres crear en la persona con la que estás hablando. ¿Qué tono de voz necesitas para crear ese estado?

Dialoga como si quisieras transmitir una, melodía, una canción o la música que será la banda sonora o vibración de ese momento mágico que deseas comunicar.
La atmósfera en la cual quieren crear ese estado de confianza se relaciona con el tono de voz que necesitan usar dejando que las palabras salgan intuitiva y fluidamente.

La persona que está escuchando tiene la tarea de escuchar muy atentamente. A menudo escuchar con atención nos resulta difícil, ya que estamos formulando ya una respuesta en nuestras cabezas y no estamos realmente escuchando lo que la otra persona dice.

 

La “Escucha Profunda”, se trata de dar lo mejor para verdaderamente entender a la otra persona, sin juzgarla. “Amor en Acción”.
Para crecer alto hay que estar bien enraizado, es importante hacer elecciones sociométricas para constatar con quien deseas apasionarte en el proceso.

Recuerda constantemente la siguiente pregunta y sacude lo que te sobra:
¿Cómo tendría que ser el proyecto para que después de todo pueda decir que esta ha sido la mejor manera posible de usar mi tiempo?

Después todo el mundo presenta sus respuestas. En el Círculo de Ensueño es importante comunicarse carismaticamente, todo el mundo ha de tener una oportunidad para descubrir qué es importante para ellos y después podrán comunicar sus necesidades a los otros con coraje.

Puede ocurrir que alguien se dé cuenta que este proyecto en particular no está muy en sintonía con él/ella. Esta persona entonces debería decirlo de forma abierta y honesta, incluso aunque pueda ser doloroso para el grupo o para él/ella mismo/a.

También es muy beneficioso cuando el sueño puede expresarse de la forma más positiva posible. Si después de que finaliza el sueño, se lee en tiempo pasado, como si el proyecto ya hubiera ocurrido, esto puede energizar mucho al grupo. Esta es una manera muy poderosa de invitar al futuro en el presente.

 

Otra técnica muy efectiva es utilizar un “palo de hablar”, una piedra o algún otro objeto bonito que puede pasarse alrededor del círculo. Quienquiera que tenga el “palo de hablar” tendrá la completa atención de todo el grupo y puede responder a la pregunta, un tema o idea cada vez. La persona que se encuentre a la derecha del que habla será responsable de tomar notas de su sueño. Podrá resumir lo que la otra persona dice con palabras claras y breves y preguntar a la persona si lo que ha formulado es correcto. Cuando la persona que habla esté de acuerdo, el sueño se anota en el papelógrafo con su nombre al lado.

 

Si nadie tiene algo que añadir, simplemente se pasa el “palo de hablar”. Notareis que un círculo va terminando cuando las cosas que se han dicho empiezan a repetirse, o las personas empiezan a decir las cosas con mucho detalle.

 

La meta es el camino, que los sueños se cumplan en un 100% y celebrarlo con entusiasmo.

Mantente en la pregunta y vive tu camino hacia la respuesta.

Soñar en círculo dentro de un círculo:
Es la Tierra la que desea manifestarse a través de los sueños conscientes.
Cada proyecto se inicia con el sueño de una persona individual. En la mayoría de los casos el sueño nace en un momento Ajá, y por lo tanto a partir de una nueva consciencia. Para realizar este sueño la persona tiene que ser consciente de lo que sueño significa. Después el soñador tiene que compartirlo y desarrollarlo con otras personas. En esa fase tiene que morir el sueño individual para renacer como sueño comunitario.

Una vez que hayamos compartido nuestro sueño y seamos conscientes de él de una manera totalmente positiva estaremos motivados para realizarlo.

Empezaremos a recoger información y a implicarnos intensamente en nuestro proyecto. En este momento estamos dando un paso fuera de nuestra zona de confort y entrando en tierra desconocida.

Celebrar es una oportunidad de darse cuenta de lo que hemos aprendido, y de las capacidades nuevas que hemos adquirido cuando hemos salido de nuestra zona de confort. Esto implica tener en cuenta a cada persona individualmente, al grupo entero y a la Tierra misma.

La celebración es la siembra de una nueva consciencia, de la cual nace ciclo de la vida.

 

En el ciclo de un proyecto de Amor en Acción, “Dragon Dreaming”, tiene dos ejes: El primer eje va del individuo al entorno, se mueve del interior al exterior y se puede describir como introvertido por un lado y extrovertido por otro. El segundo eje va desde la teoría a la práctica, desde el pensamiento a la acción.

 

Con esos dos ejes se crean al instante cuatro cuadrantes, que caracterizan las cuatro fases de un proyecto de “Dragon Dreaming”:

SOÑAR. Nos dedicamos de forma teórica a una idea o a un pensamiento. En esta fase la información y la energía fluye sobre todo desde el exterior al interior.

PLANIFICAR. Seguimos en la teoría, pero el flujo cambia. La información y la energía se dirigen al exterior.

ACTUAR. Provocamos cambios en el mundo real, en nuestro entorno. La energía fluye desde el interior al exterior.

CELEBRAR. Seguimos siendo activos, pero dirigimos la energía más hacia el interior.

 

Observamos los beneficios recibidos del entorno; capacidades, conocimientos, etc., y la energía que se ha invertido en el proyecto ahora vuelve a nosotros. Esta es una de las razones por las que la celebración es importante: el hastío puede prevenirse celebrando mucho y en el momento oportuno.

Los proyectos de “Dragon Dreaming” sólo pueden ser sostenibles si estos cuatro cuadrantes son atendidos apropiadamente. Asimismo, todas las fases son fractales que contienen el soñar, planificar, actuar y celebrar en cada una de ellas.

SOÑAR es un estimulo para entrar en relación y percibir otro modo de vida, para el cual se toma conciencia, se llena de motivación y se reúne información.

PLANIFICAR es innovar y atravesar el umbral de posibilidades en un contexto externo, pensar globalmente para Considerar alternativas, diseñar estrategias y establecer un proyecto piloto.

HACER es poner normas para actuar localmente manteniendo el COMPROMISO en la implementación, la gestión y administración y el seguimiento del proceso.

CELEBRAR es transformar la energía creativa en dar respuesta al empoderamiento, humanización, integridad, liberación y comunicación carismática. Celebrar es valorar el grado de satisfacción en la adquisición de nuevas habilidades, en la obtención de resultados transformativos y sabio discernimiento. Todo ello para ser autentico con uno mismo/a y con sus relación grupales y común unitarias.