INTUICIÓN ESTRATÉGICA

LA  BRÚJULA  INTERIOR

La Intuición Estratégica enfatiza en la mirada interior para encontrar el camino de transitar los obstáculos aprendiendo de ellos y cambiando nuestros hábitos para no volver a tropezar con la  misma piedra
coaching DE INTUICIÓN estratégica

Intuición Estratégica es una interacción donde se siguen una serie de pasos sistematizados, los cuales buscan que la persona logre gestionar conflictos centrándose en el empoderamiento personal y el desarrollo comunitario.

El gran aporte de la Intuición Estratégica es que se centra en la excelencia personal, en la propia visión íntima, para plantear las mejores soluciones a las dificultades y amenazas que acontecen en la resolución de problemas. Es dar foco a las fortalezas y oportunidades que se descubren en el propio ser. Es optimizar nuestro talante creativo y talento para encontrar de forma óptima la aceptación, integración y transformación de los conflictos en oportunidades de mejora.

 

La principal estrategia es conocerse a sí mismo y entender que lo que nos acontece es un espejo donde aprender a mirarnos. Para ello es imprescindible domar la mente observando nuestros pensamientos, palabras, emociones y sensaciones corporales que son reflejo de nuestro consciente y subconsciente.

Las creencias limitantes de identidad, ya sean normas particulares o valores comunes en el sistema de relaciones personales, son generadas por heridas emocionales al haber sentido de forma subjetiva rechazo, o abandono, o humillación, o injusticia, o deslealtad.

Los impactos emocionales traumáticos generan bloqueos o conflictos emocionales asociados al miedo, o culpa, o ira, o vergüenza, o tristeza y estos condicionan nuestras estructuras de pensamiento que van construyendo nuestras creencias defensivas para adaptarnos a nuestro entorno social.

Lo fundamental de entrenarse en la Intuición Estratégica es aprender a aprender cambiar de sentir ante las adversidades siendo guiados por el mapa del corazón con la brújula de la mente
La intuición es una estrategia de comunicación interna. Es la forma que tiene el ser de mediar entre el consciente y subconsciente para entender la realidad que estamos observando. Aquello que no ponemos foco de atención y observación no toma realidad en nuestra forma de interpretar lo que nos acontece en la cotidianeidad

Mediar con el subconsciente ayuda a sacar a flote los momentos en los que se produjo la adaptación al entorno buscando solucionar un problemas tomando decisiones clave. Estas decisiones urgentes han sido tomadas a temprana edad en momentos de estrés, o alto impacto emocional buscando la aprobación de una figura materna, paterna o tutor. En aquel periodo de tiempo en la infancia teníamos pocas opciones en un sistema binario de dualidad con pocos recursos lingüísticos y emocionales.

Nuestra Intuición Estratégica nos permite llegar a la raíz de nuestros conflictos internos, logrando así generar soluciones definitivas que traen como consecuencia que el cambio en la persona sea real, profundo y duradero.

La Intuición Estratégica permite acceder a sentimientos debilitantes, que arrastramos desde la infancia, y que si no se dan cauce generan una dolencia propiciando que muchas áreas de la vida se vean limitadas. Para desbloquear una emoción enquistada hay que dar espacio al autoconocimiento de las emociones limitantes que impregna cada una de nuestras decisiones, acciones y resultados. Mediante el desarrollo de las capacidades intuitivas se eleva el potencial de acceder a los recursos internos de la persona de la manera más significativa posible para obtener un resultado óptimo.

 

La Intuición Estratégica puede generar un cambio rápido liberando situaciones difíciles del pasado que no se hayan logrado superar todavía y que estén atrapadas en el cuerpo por alguna emoción o conflicto intra e interpersonal. Para desbloquear el potencial que se necesita en este momento de su vida hay que sentir la limitación, observarla, aceptarla, integrarla y entonces dar paso a las propias estrategias de la intuición para ir cambiando a la nueva identidad de seres humanos empoderados, con nuestras propias decisiones y capacidades para gestionar nuestro talento.

CAMBIO INTUITIVO

La Intuición Estratégica es un cambio profundo y duradero puesto que facilita la oportunidad de poder decidir otra manera de sentir la vida. No se trata de cambiar tus creencias sino sentir en tu foro interno los cambios que deseas para forjar tu propia identidad, aquí y ahora, sin condiciones del pasado o del sistema de relaciones familiares y sociales.

La estrategia del cambio intuitivo busca llegar al momento clave de esa decisión que nos ha hecho ser o actuar de cierta manera y nos está limitando el entusiasmo en la vida.
La intervención va directa a tus emociones para entender tus comportamientos y así decidir, desde tu presente, aceptarlas, integrarlas, agradecer por los aprendizajes y fundamentalmente observar desde la intuición las múltiples formas de seguir viviendo con mayor libertad y autenticidad.

 La Intuición Estratégica va progresando en el proceso de ir empoderándose con las propias capacidades mentales. De este modo, podemos ir avanzando hacia el autodescubrimiento de la nueva sensibilidad o arte de la mirada interior con tareas como:

1-   Posicionamiento y centramiento con respiraciones para relajarnos, para empezar a fluir y para la proactividad y enfoque.

2-   Estiramiento de los sentidos haciendo calibraciones de las corazonadas, sensaciones, ideas o imágenes de información sutil que acontezcan con ojos vendados.

Se va sintonizando y adaptando la dinámica de la sesión según lo que sea más sencillo para cada personas Se irá alternando materiales en relación a olores, formas, densidad o nivel de energía, texturas y sensaciones táctiles, percepciones corporales y visuales, etc.

3-   Sacudida y gestión de conflictos con imágenes y test proyectivos, técnicas activas Psicodramaticas, arteterapia, trabajo con arquetipos, cuentos y meditaciones de limpieza y reprogramación.

4-   Apertura de la imaginación y la “pantalla mental” con juegos de estimulación visual, el entrenamiento con post imágenes, ejercicios de gimnasia cerebral, visualización e imaginación.

5-   Retroalimentación, con evaluación continua en el cuaderno de bitácora, de fortalezas, oportunidades, dificultades y amenazas en la singladura del viaje interior. Cumpliendo con el diario de retos y sueños.

La Intuición Estratégica facilita el cambio de conexiones mentales mediante el empoderamiento con la propia visión interior. Las propias capacidades intuitivas generan instantes de gran carga emocional que te permite sentir, de forma rápida e inmediata, la propia magia interior siendo este nuevo camino de poder personal una creencia algo diferente a lo habitual. Este cambio significativo es la semilla que con el entrenamiento, humildad y perseverancia producirá el progreso que consiste en mantener ese cambio producido a lo largo del tiempo.

 

La vida es continuo cambio. Se puede cambiar a voluntad para aprender desde el amor sin tener que transitar por el sufrimiento o limitación mental y emocional. Para conseguir cambiar de forma armónica y libre es necesario estuchar tu interior. Cerrar los ojos a lo externo y escuchar la voz interior. El ruido de tus pensamientos en ocasiones no nos dejan escuchar el silencio. Ese silencio interior está lleno de significado profundo. La diferencia entre ruido mental y silencio interior es la partitura que tú permites ser tocada. Tú diriges la orquesta de tu mente. La coherencia cardíaca es el pentagrama o pauta musical sobre el cual escribe sus notas el subconsciente. La clave del cambio está en el cambio de sentir desde tu propia intuición. 

Toma la batuta de la íntima observación. Cierra los ojos y permite mirar la vida desde tu ser interior

La Intuición Estratégica es una herramienta que integra el cerebro, la mente, la conciencia y las circunstancias personales, familiares y sociales.

La Intuición Estratégica facilita detectar emociones enquistada para desbloquearlas, permitiendo experimentar la transformación profunda siguiendo los pasos de su propia intuición, permitiendo así liberar el potencial interior de cada persona y el cambio de sentir con un alto impacto emocional positivo.

 

La dinámica de las sesiones, de coaching de Intuición Estratégica, son estructuradas para dar un paseo mental por los siguientes 5 elementos o bloques fundamentales:

1. Posicionamiento: Calmar la mente y movilizar la energía vital.

2. Estiramiento: Activar las “antenas” de percepción percibiendo información sutil.

3. Sacudida: Detectar y armonizar heridas y bloqueos emocionales así como creencias limitantes.

4. Apertura: Aumentar la capacidad de visualización y dominar las potencialidades de la “Pantalla Mental”.

5. Relajación: Fomentar la responsabilidad y motivación intrínseca en el deseo de aprender a aprender con autonomía.

No importa el origen del problema y del comportamiento sino el cambio de sentir ante las adversidades y los retos personales, entendidos como pasos hacia los logros y excelencia personal. Razonar lo que ocurre es limitado al estar condicionado por nuestra subjetividad, en cambio la observación de lo acontecido nos permite dejar que la intuición guíe las estrategias suficientes para amarnos y desde ahí encontrar la mejor solución posible para un bien común.

La llave para que se produzca un cambio profundo y autentico es saber que la puerta a la solución se abre desde dentro. Abrir la puerta del cambio de emoción y de sentir pasa por la intención, la imaginación y la visualización creativa.

La intuición media entre la emoción y los pensamientos. La intuición es la llave del cambio de sentir hacia el progreso como nueva humanidad, resonando con ese cambio interior para reflejarlo en nuestro mundo exterior.

La Intuición Estratégica transforma a la persona y ofrecer ese cambio de sentir al encontrar y eliminar bloqueos, ya sea de creencias, valores, necesidades, etc.

Para que acontezca el cambio es pertinente generar un alto impacto emocional que ofrezca un nuevo código de toma de decisiones claves en la vida, más acorde con su propio anhelo, deseo, sentir e intención positiva para su desarrollo personal

La Intuición Estratégica ofrece los recursos personales y herramientas eficaces para aplicar en la vida cotidiana, más allá de la comprensión conceptual y mental de los problemas. Te lleva a una vivencia corporal empoderándote para sacar lo mejor de ti en el presente. Tras el rápido cambio de sentir acontece el progresivo progreso gracias al cambio de hábitos cotidianos que transforman el día a día.

La Intuición Estratégica eleva y potencia tus habilidades y capacidades mentales integrando el cambio de sentir desde el corazón, liberando las limitaciones de la identidad asociadas a las emociones bloqueadas por heridas o conflictos del pasado. La intuición brinda la oportunidad de cambiar tus decisiones claves del pasado por otras decisiones que te potencien, te fortalezcan y te impulsen hacia una vida tomando las riendas de las decisiones, desde otro estado emocional coherente con tu evolución actual.

empoderamiento intuitivo

La intuición propicia resolver problemas, sin importar las causas, resonando con conseguir el cambio deseado en el presente. Se centra en cómo funciona el problema más que sobre por qué existe. Se centra en el qué hay que hacer para conseguir el objetivo de la manera más eficaz, rápida y con menor esfuerzo posible según las estrategias pertinentes.

La intuición permite relacionarnos íntimamente con nuestro ser y con los demás según nuestras creencias personales. Sintonizar la intuición permite la simpatía con los demás para un objetico común en el cambio de una situación conflictiva en otra funcional.

La intuición, la imaginación, la visualización creativa y el poder de la intención focalizada proporcionan a la persona un punto de vista diferente desde el cual poder intervenir en aquellas situaciones en las que nuestros intentos de solución no obtienen los resultados deseados con la lógica ordinaria.

 

Intuición es la capacidad del cerebro humano para recibir información del mundo circundante directamente, sin utilizar los sentidos habituales del sentimiento. Permite recibir cualquier información independientemente de los obstáculos físicos, la distancia espacial y temporal al objeto observado.

La intuición evoluciona desde las sensaciones binarias del instinto a las corazonadas. Se desarrolla con la imaginación y la visualización creativa. Finalmente mediante la contemplación se vinculada la sabiduría de la inteligencia intuitiva que nos conecta con la fuente creadora, el entendimiento y sentimiento de unidad.

La metodología práctica para la activación de intuición requiere la eliminación de la barrera psicológica en el nivel consciente y subconsciente humano. Una vez limpiados los bloqueos emocionales y las creencias limitantes se pude activar o encender el flujo de percepción informacional en el cerebro humano, para aprender a obtener información sobre el mundo circundante directamente por la mente, sin la participación de ningún órgano sensorial.

El entrenamiento en la intuición ampliada expande tus sentidos habituales y facilita encontrar respuestas a asuntos en los que los cinco sentidos habituales no pueden brindarte la información que necesitas.

La intuición ampliada expande tu mente e inteligencia, desarrolla nuevas habilidades, aumenta tu capacidad de concentración y observación, afianza tu autoestima, tu voluntad y tu poder personal.

La activación de la intuición es una semilla, el entrenamiento constante es ver crecer un árbol.

La educación en una nueva forma de pensar y percibir el mundo es un bosque que aporta vida a nuestro mundo

Encontrar del tesoro de la Intuición Estratégica

1.- Con nuestro velero de las emociones amarrado en el puerto hay que revisar cómo estamos antes de emprender una nueva singladura.

Con posicionamiento y presencia activamos la confianza con fuerza interior y automotivación. Es el momento de revisar la sala de máquinas y saber quién soy en verdad.

Con la respiración calmada y profunda controlaremos las velas del velero para desarrollar ambos hemisferios cerebrales; manejando el estado mental Alfa para gobernar con concentración el timón.

2.- Una vez en la mar exploraremos más allá de los mapas mentales para ampliar el territorio de nuestro conocimiento.

Extenderemos nuestro talento y ampliaremos nuestro talante creativo. Nos subiremos al mástil para ampliar la visión de la conciencia en relación a hacia dónde queremos ir realmente desarrollando la percepción sensorial e intuición.

Fortaleceremos la autonomía, el valor y la voluntad. Aumentaremos el sentido del humor con imaginación e inventiva para visualizar nuevas oportunidades de mejora.

3.- Mantendremos el rumbo confiando en tener a favor los factores metodológicos. Seremos menos influenciables por el ambiente negativo, de juicios y envidias, al tener actitud más proactiva y resiliente.

Nos sacudiremos el estrés y soltaremos la ansiedad, transmutando el naufragio inter e intrapersonal de zozobra, aflicción, angustia, congoja, agobio, sofoco, ansia, dolor, vergüenza, expectación, miedo, rabia y tristeza para transformarlo en alegría, ánimo, vitalidad, tranquilidad, sosiego, cuidado, afecto y unidad.

Equilibraremos las emociones, eliminando traumas mentales y con ello disminuir males psicosomáticos para favorecer conductas más adaptativas no reactivas o impulsivas.

4.- Navegaremos por mares abiertos y cambiantes. Sabemos que la apertura mental y la atención plena nos mantiene firmes hacia nuestro destino con la moral bien alta, para ir superando las etapas de la travesía.

Aprenderemos con experiencias diferentes, saliendo de nuestra zona de confort, hacia rutas desconocidas e incorporando los descubrimientos a la propia identidad, desde perspectivas más constructivas e inquebrantables en nuestro propósito.

5.- Para conseguir nuestros retos, lo importante no es la meta sino el camino, revisaremos las provisiones y la forma de mejorar el rendimiento, la memoria y la intuición.

Con responsabilidad siempre tendremos presente los elementos clave para la comunicación en alta mar. Testearemos los indicadores del cuadro de mando y revisaremos nuestro plan y los próximos puertos cercanos.

Orientados con entusiasmo en la tarea mantendremos constancia en nuestro propósito con introspección y autonomía superando los  obstáculos con pensamientos y hábitos proactivos para forjar nuestro destino.